Reseña|| “Lo terrenal y lo divino: Arte islámico de los siglos VII al XIX’’

Arte, Exposición, Hype, Internacional, Islam

Las 191 piezas que conforman la exposición Lo terrenal y lo divino: Arte islámico de los siglos VII al XIX’’ alojada en el Antiguo Colegio de San Ildefonso conjunta piezas de un alto valor histórico y elementos clave para entender una ideología ,de cierto modo, desconocida.

Análisis


 Cuando se suele tratar el tema de la herencia cultural en México, es común encontrar opiniones que convergen en un juicio: Occidente (entiéndase con un énfasis eurocentrista) ha sido una cultura inmutable, una cuna que no se ha visto influida, permeada, por la simbología, ideología ni creencias de alguna otra; una comunidad que influye. Por consiguiente, se entiende al viejo continente, y, en un reduccionismo abrumador, al territorio conocido como oriente, de tal modo como si se trataran de dos enormes bloques cuya existencia corrió (y corre) paralelamente sin ningún tipo de interacción.

Aspectos como el énfasis en la escritura (caligrafía),la palabra,la oración, en las matemáticas y un monoteísmo se podrían enlistar como algunas características ,específicamente, del Islam: una de las principales religiones de Oriente.Sin entrar en datos específicos sobre el Islam, y al conformar una cultura tan basta y rica, su expansión y contacto con sociedades de otras regiones del territorio que compartían, esta dialéctica en la cual ocurre una hibridación en las prácticas culturales , es decir, que algunos pueblos toman algo de otros usos y costumbres, ora por consecuencia de conquista, ora por fines económicos , ha permeado en el pensamiento occidental de Europa, aparentemente y muchas veces enunciada como La cuna de la civilización.

IMG_0151

¿A dónde me quiero dirigir con estas premisas? Retomando las características gestadas en el Islam (caligrafía, palabra, matemáticas) y reflexionando un momento sobre el gran peso que occidente (Europa) , una de las raíces de las cuales se deriva el mestizaje en México según se ha inculcado desde la educación primaria, da al lenguaje verbal, al pensamiento discursivo, al conocimiento de la aritmética, y a la idea de un Dios único, pienso en la veracidad del argumento de Occidente como cuna de la civilización. No con esto quisiera se interpretara un desprecio hacia Europa y un enaltecimiento de los países que practican el Islam como religión, sólo me parece que es pertinente abrir la percepción más allá de estos dogmas fundados en nebulosos argumentos.IMG_0149


Volviendo a tocar el tema de la nombrada herencia cultural ,encontramos estas influencias en México, tomando en cuenta a los evidentes rasgos en común referentes a la gastronomía, arquitectura,etc.en nuestra vida diaria, en nuestros planes de estudio, en expresiones verbales tan sutiles y arraigadas.

Me tomé la libertad de realizar todo este marco de reflexión pues considero a que exposiciones de este tipo se acude con una mentalidad del arte occidental: una especie de Islamic curious ante la cual hay que sorprenderse de la belleza de su manufactura.El juicio que se suele emitir es referente a lo agradable del aspecto decorativo, sin considerar el valor religioso que hay detrás de cada una de estas piezas.

¿Que se puede  ver?


Las 191 piezas que conforman la exposición Lo terrenal y lo divino: Arte islámico de los siglos VII al XIX’’ alojada en el Antiguo Colegio de San Ildefonso conjunta piezas de un alto valor histórico y piezas claves para entender una ideología ,de cierto modo, desconocida. IMG_0150Acompañadas de una cantidad de datos importantes para comprender el desarrollo de la cultura generada alrededor del Islam, las piezas, que van desde objetos con un fin utilitario como jarrones, platos, armaduras y armas, hasta piezas cuyo objeto de creación recaía en la praxis religiosa, como libros y pergaminos, contienen una complejidad en el trabajo técnico y simbología que dista de consistir en un sencillo ornamento. Objetos provenientes de diversas partes del mundo: Marruecos, Siria, Irán, Irak, Egipto, España, Turquía y Afganistán, entre otros.

Sobre la permanencia del lenguaje verbal en todas estas piezas, recuerdo la obra de Vicente Rojo que se puede visitar en el Museo de Arte Contemporáneo: El trabajo con relación al alfabeto, a un discurso que conjunte la palabra y la imagen, lo escrito y pintado, en pro de una indagación hacia la condición esencial del arte, le encuentro cierta afinidad con esta disciplina islámica sobre la caligrafía como medio para llegar a una esencia, o en este caso, a Alá.IMG_0154

La exposición se podrá visitar hasta el día 4 de octubre del 2015.

Texto e imágenes/ Manuel Guerrero/ @Luis_Goethe_Tzu

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s